Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘muerta’

-15-

             Después de ese inesperado encuentro El volvió al mismo ciclo de días y noches , solo que esta vez las palabras de Azael lo molestaban muchísimo ;si ,era verdad que los poderosos nos mantienen en la ignorancia pues a el le constaba, pero de alguna forma  el y otros se habían liberado y una vez hecho esto habían seguido adelante , afrontando las consecuencias y quedando de pie a pesar de todo y yendo contra todo , bueno, esto no era totalmente cierto,  pero les habían dado una opción y habían elegido seguir su camino y no el que les tenían marcado ,eso era precisamente lo que lo sacaba de sus casillas y no lo dejaba descansar, ¿porque Anne no había hecho lo mismo? ¿Porque prefería que le hicieran eso en lugar de luchar por lo que tenían? Eso era algo que lo enfurecía y no lo dejaba dormir y francamente…

            Francamente no sabía que pensar, uno se pasa la vida buscando algo, lo que sea que nos haga sentir que vale la pena seguir aquí , después de todo los humanos  estamos diseñados para muchas cosas pero francamente la soledad no es una de ellas , hasta las personas que lo pusieron aquí lo saben ,si no ¿para que darnos perros? No hay depredadores ni nada de que protegernos…

            El recuerdo de Anne le venia cada vez que se encontraba con la guardia baja y la odiaba por eso, ella podría haber escogido esta vida y los dos estarían libres.

            La odiaba y a la vez se odiaba el, porque sabia que su odio no era contra ella sino contra el sistema que tal vez no le dejo otra opción a Anne, pero nadie dijo que todo fuera fácil.

            Las cosas que valen la pena no son fáciles pero es uno el que debe decidir si valen y no otra persona, eso le hizo pensar que tal vez para ella en realidad no valía gran cosa o al menos sus prioridades eran otras, esto a vez lo enfurecía aun mas, pues el vio cosas que tal vez no eran y desde entonces todo se derrumbo, o al menos empezó a desmoronarse.

            Lo realmente malo de encontrar lo mejor de algo y perderlo es que ya solo sigue el camino de bajada pues se supone que ya no hay nada mejor ¿o si?

            Ahí fue cuando tomo la decisión de encontrar una ciudad para volverla a ver, si, había jugado con la idea pero… ¡que demonios! Podría ser peor, podría enajenarse con su imagen pero…..AAAAH! SOLO QUERÍA GRITAR, CORRER, GOLPEAR…morir.

-16-

La tarde era calurosa y se encontraba caminando al borde de un cañón , en el fondo de este algo le llamo la atención , no sabría decir que era pero tenia un aspecto extraño , después de buscar un poco encontró una quebrada que lo podía llevar al fondo             , era inclinada y tenia varias partes un tanto peligrosas , sin embargo bajaban justo en la dirección que el quería y después de varias vueltas finalmente llego hasta abajo , fue maravillosa la vista que se le presento , pues después de doblar  en una vuelta se abrió un paisaje completamente maravilloso

            Justo al final del cañón se erguía una plaza con columnas enormes y alrededor de ellas estaban las construcciones con esa arquitectura típicamente marciana; altas bóvedas con puntas agudas y construcciones de ángulos audaces que parecen desafiar a la gravedad, columnas delgadas que se alzan a lo alto, tanto que parecen fundirse en el cielo.

Desde el momento que entro a la ciudad una polvareda le nublo los ojos y con danger caminando a su lado se sumergió en lo que el sabia que era una alucinación, pero una alucinación tan real que podría absorber su vida.

            A la entrada de la plaza un comerciante de recuerdos le dio la bienvenida, unos niños se atravesaron jugando y de no ser porque danger estaba tan asombrado como el se habría ido a jugar con ellos.

Siguieron avanzando y vieron un edificio con mil escalones que culminaban en una bóveda plateada de la que bajaban doncellas hermosas cargando listones coloridos y entonando canciones que  sonaban sublimes y majestuosas.

            De los edificios adyacentes surgían vapores cargados de olores deliciosos, personas sonrientes entraban y salían de los locales y por la plaza pasaban multitud de personas que iban y venían de un lado a otro.

En un extremo de la plaza, al final de la calle vio una figura que lo observaba, pero al dirigirse hacia ella esta se alejo y  cuando el logró llegara ese lugar la vio tomando una dirección diferente.

            Así fue siguiéndola por estrechas calles y amplias avenidas, entre alegres multitudes y solitarios callejones, finalmente ella entro a un gran edificio y al llegar a este se encontró frente a unas escaleras dobles que lo llevaron a lo alto de una torre y saliendo a un balcón vio una hermosa vista que dominaba la ciudad marciana, en un extremo de este se encontraba la figura encapuchada que se volvió de frente a el y al  quitarse la capucha se encontró frente a frente con Anne.

            La noche cubrió la ciudad en cuanto el sol traspaso las barreras por el cañón y la oscuridad reino abruptamente.

-17-

angel

-hola- dijo Anne- estaba esperándote ¿sabes? pienso que no debes buscarme aun , almenos no por los motivos que tienes , como te dije , yo solo soy algo que no esta ahí, crees que puedes tenerme siempre y no es cierto- dijo mientras reía- si, ya se lo que piensas, que solo necesitas pensar en mi y ya ,pero ¿has pensado en ti?¿ has pensado en que a través de millones de kilómetros en otro planeta esta la verdadera Anne?¿has pensado en lo que diría si te viera haciendo esto?

-a ella no le intereso más-

Dijo El tristemente

– y este planeta es muy solitario; aun para mi, he pensado que esto tal vez funcionaria si solo te buscara en ciertas horas o si pudieras hablar conmigo y pudieras expresar los pensamientos que tengo miedo de decir, tu vivirías de nuevo y yo, yo podría mejorar, podría buscarte de vez en cuando, mientras trato de hacer mi trabajo y  ¡diablos! No se que hacer ,tal vez serviría si me acompañas en mis recorridos y platicas conmigo ayudándome a aclarar lo que siento y lo que necesito para poder sobrevivir.-

-podría ser –

Respondió Anne

– después de todo yo siempre estoy aquí, la distancia no importa y no es necesario el tacto cuando lo que sientes es lo importante-

-¿no tienes idea sabes? Como ideal este bien, pero a largo plazo cansa querer y no poder tocar a esa persona-

-bueno, eso lo discutiremos después, es noche y mañana tienes cosas que hacer, nos vemos luego-

            Y con un soplo de el viento se esfumo como si fuera humo y el humo se elevo y disperso en la noche fundiéndose con las estrellas que brillaban.

            Muy lejos en el espacio una de esas estrellas no lo era, era un planeta lleno de agua y un solo continente, ahí había una ciudad y en una de las calles de esa ciudad caminaba un robot cartero, andaba de casa en casa dejando cartas y paquetes en los buzones, estas cartas habían sido catalogadas y separadas, una en especial fue entregada y un escarabajo mecanizado la entrego a una señora que hablaba por teléfono mientras veía una pantalla.

-que raro, una carta de la tierra…mmm ¡Anne! –

Grito la señora

-¡tienes una carta!-

La muchacha llego y con una sonrisa extrañada y la mirada vacía preguntó

-¿para mí? ¿De quien será?-

            Los accidentes a veces suceden para bien; una persona deja caer un compuesto en otro y se descubre la vulcanización, alguien se sienta debajo de un manzano y se formula la ley de la gravedad, a veces los accidentes pasan desapercibidos  porque afectan a una o dos personas, una serie de accidentes hizo que dos personas se encontraran y se separaran y ahora solo se necesita que se den cuenta que solo ellas pueden volver a unirse.

            Así pues, en el momento que Anne leyó el nombre de la carta un inhibidor bioelectrónico fallo y una sonrisa ilumino su cara.

-¡Ho si! ¡Ahora recuerdo!-

-18-

Pasaban los días en la ciudad muerta y mientras curioseaba por los rincones de está ,danger lo acompañaba de un lado a otro, sin embargo muerta no era el adjetivo que la describía, en realidad hervía de vida, visiones fantasmales que lo saludaban o lo veían pasar sin prestarle mucha atención.

            Una cantidad de almas ausentes, que era como las llamaba, que veía pasar interminablemente apenas dándose cuenta de que no los conocía y que para ellas el no era nadie importante, incluso talvez para ellos la visión era el.

            Quien sabe que pasaría por las mente de esos entes ya idos, a lo mejor todos existían en distintos tiempos pero unidos en esta realidad en particular, todos interesados solo por seguir su camino sin importarles realmente si conocen a alguien o no.

Así caminaba por la ciudad repleta de almas  ausentes, solo acompañado por danger, bueno, a veces Anne se unía a el, últimamente mas seguido y platicaban de banalidades, de cosas actuales, de chistes y situaciones bochornosas, de responsabilidades y obligaciones.

            En esos momentos el mundo se cerraba a su alrededor y nada importaba, y cada vez que Anne se iba El se prometía no verla mas, pero ya no era posible hacer esto, llego a tal extremo de olvidarse de mandar el reporte de actividades a la base humana en Marte y empezó a saltarse comidas y descuidar a danger.

            Ya no veía a Anne como algo que lo acompañaba cuando el quisiera, era alguien real ,no un invento de su mente. Llego a olvidarse completamente de el.

            Entonces algo sucedió que cambio totalmente la perspectiva que tenia.

            Un día caminando al atardecer en una de las plazas marcianas decidieron subir a una colina que en su parte mas alta tenía una especie de teatro, ahí se sentaron en las gradas y observaron la ciudad que se extendía frente a ellos, vieron a la gente ir y venir y los pájaros pasaron por encima de ellos. El se encontraba completamente sumergido en el embrujo de las visiones y ya no tenia otra realidad que esa.

            Platicaba con Anne  que estaba sentada frente a el, ella jugueteaba con un pequeño objeto que traía entre sus dedos, se veía hermosa, el sol pasaba por sus cabellos y el perfil de su cara estaba adornado con una sonrisa perfecta. Lo tenía extasiado.

Ella tenia la vista perdida en el objeto con que jugaba y apresaba entre sus manos, en cierto momento le enseño lo que era: un anillo de oro blanco adornado con una sola gema y poniéndolo en su dedo volteo hacia el y dijo: ¿no es precioso mi anillo?-

El a su vez se toco el cuello y de su cadena colgaba un objeto; un objeto redondo de oro blanco y con una sola gema, el anillo de Anne.

            Al alzar la vista todo se había ido; la ciudad estaba desierta y el ultimo rayo del sol brillo intensamente un momento y se hundió en el horizonte revelando la noche.

vistaciudad

Anuncios

Read Full Post »