Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘libros y comics’ Category

image

image

image

image

image

image

image

image

image

Anuncios

Read Full Post »

Hubo un tiempo en el que quería ser dibujante de comics, empecé varias historias pero no termine ni una por problemas con la trama, después trate de ilustrar algunos relatos que me habían gustado pero resultaron demasiado largos , ya saben en , estaba en esa edad donde uno quiere hacer de todo pero no termina nada, el caso es que de entre mi montón de trabajos inconclusos y dibujos aislado encontré las siguientes imágenes, uno  es una secuencia muy corta, esta intentaba ser la introducción de una historia llamada “Sword” sobre un chico que por las circunstancias en las que muere  es destinado al limbo y de la cual solo dibuje otras 2 hojas pero la imagen del “héroe” la desarrolle bastante y de hecho la seguí dibujando mucho tiempo, las siguientes es una historia un poco más larga (4 hojas)  y es la que da el titulo a esta entrada , en esta se ve el final de un clásico héroe gótico. Espero les gusten

image

image

image

image

image

Read Full Post »

La pérdida

La única vez que lo sintió fue al verla, ella se encontraba desnuda, magnifica en lo alto de un risco muy encima de una laguna, la luz de la luna bañaba su cuerpo y hacia adivinar unas curvas que le quitaron el aliento, la fantasmal luz dibujaba un rostro hermoso de mirada serena, casi triste… el gesto era indescifrable, su pequeña boca congelada en una mueca que no llegaba a ser sonrisa, el viento agitaba un poco su cabello haciendo brillar de vez en vez los adornos de oro y plata que tenia entretejidos en el. La envolvía el olor a incienso y la volutas de humo que se desprendían la convertían en una figura etérea, demasiado bella para este mundo terrenal. En cierto momento ella inclino un poco el rostro y sus ojos parecieron encontrarse con los suyos y fue cuando El lo sintió…

Se acercaba la media noche…                       

El silencio era total, en eso ella levanto sus brazos al cielo y como esperando esa señal se elevaron canticos  solemnes alrededor del risco, la velocidad del cantico fue elevándose cada vez más a medida que un tambor marcaba el ritmo hasta volverse un alocado clamor, la ninfa en lo alto del risco doblo sus piernas y por un momento pareció que sus brazos en alto sostenían la luna, al siguiente instante con un  impulso desapareció del risco y se hizo el silencio.

En el fondo de la laguna el agua estaba completamente quieta, la insondable profundidad solo devolvía el reflejo de la luna, de pronto un cuerpo golpeo con fuerza ese reflejo volviéndolo una explosión de chispas relucientes, poco a poco la superficie de la laguna fue calmándose de nuevo y la luna volvió a distinguirse, redonda, hermosa e imperturbable.

Nada volvió a alterar la tranquilidad de la laguna esa noche, el sacrificio a Astarté había terminado.

Paso el tiempo, la sorpresa inicial de su descubrimiento y su repentina perdida se volvieron mero escepticismo, tal vez era algo que había provocado el ambiente, los tambores con el olor del incienso lo habían puesto muy receptivo, si tal vez fue eso, después de todo el amor a primera vista es solo un invento de los bardos que buscan agradar a las multitudes, con este pensamiento en su mente  por milésima vez, El pago su trago y salió de la sucia taberna en la que se encontraba, volvió caminando a su casa, donde un gato y un cuarto tibio y vacio lo esperaban para acompañarlo hasta el alba.

image

Read Full Post »

image

   Camino lentamente por la niebla, la humedad poco a poco empieza a calar a través de mi ropa, la niebla gris ,aunque no muy densa, vuelve todos los objetos que me rodean  un tanto incorpóreos, como si fueran impresiones de otros mundos que se proyectan de forma parpadeante a mi alrededor. Vuelvo mi vista y a lo lejos poco a poco se acerca una silueta,  pareciera flotar en la niebla pues solo se distingue  una forma fantasmal, volteo constantemente ya que la distancia que me separa de la figura se acorta por momentos, de pronto, noto  con un sobresalto que  la figura  se encuentra caminando a mi izquierda y veo que lleva una túnica cuya capucha hace que  solo sea visible su boca,  me habla con una boca blanca y descarnada.

-¡Saludos caminante!-

dice mientras parece estar tomando aire.

            Yo no sé qué contestar y le devuelvo el saludo con una sonrisa a medias, seguimos caminando en silencio mientras llegamos a un bosque, la niebla hace que los troncos parezcan altas columnas, el silencio refuerza la impresión de haber entrado a algún templo pagano construido por una raza de seres desaparecidos.

            En eso mi compañero habla:

-sentémonos un momento-

            Me propone y al notar mi vacilación me dice:

-no tengas miedo, solo quiero tomar aliento antes de seguir el sendero-

            Me señala el tronco de un árbol caído y nos sentamos uno frente al otro.

-¿sabes? Cuentan los antiguos que en este lugar hace tiempo se dio una gran batalla, era un desierto seco y sofocante, la sangre derramada por los combatientes convirtió en lodo la tierra y la cantidad de muertos que hubo fue tal que nutrieron el terreno y transformaron ese llano desierto en este imponente bosque. Se dice, que por cada cuerpo caído creció un árbol, alto y fuerte como fuertes eran los guerreros muertos… Sus almas aun se pasean por las copas de estos árboles a los que dieron vida  y en las noches de viento susurran himnos majestuosos y lentos con los que recuerdan sus hazañas…

Se también que pronto vendrán nuevos guerreros, esta vez armados con hachas y en nombre del progreso derribaran estos árboles  uno a uno hasta que el bosque vuelva a ser la tierra llana que era hace tiempo….ash to ash, dust to dust…-

            Suelta una risa lenta y cavernosa que por un momento rompe el silencio que nos envuelve, lo miro y le pregunto:

-¿qué es lo que te parece divertido?                

-la muerte-

            Responde tajante.

-la muerte es la única constante en esta historia, la madre  de la creación y a donde todo vuelve a su debido tiempo-

            Al decir estas palabras su rostro se endurece y por primera vez puedo ver sus ojos, la sombra de la capucha hace que parezcan dos agujeros negros, sin fondo y sin vida en ellos, el conjunto de la boca y los ojos le da un aspecto inquietante, la blancura de su piel  completa el cuadro y lo que tengo ante mí es , precisamente, la muerte.

-te he seguido por algún tiempo-

            Me dice de forma solemne.

-eres un solitario que aprecia el silencio, admiras la vastedad de la naturaleza y la perfección con la que interactúan sus elementos, te das cuenta que la ecuación de la vida tiene una variable que hace impredecible el resultado final, te ofrezco la oportunidad de nivelar esta ecuación.-

            Adelantándose a mi pregunta añade:

-Yo ya no puedo con este deber, soy una muerte antigua, vengo de las días en las que una catástrofe era la invasión y aniquilación de un pueblo de unas pocas casas, nivelaba la ecuación incorporando a algún paladín o un tirano que borrara  a algunas decenas de almas …sin embargo la variable a crecido notablemente , aun con mis esfuerzos y provocando  una hecatombe que borre miles de ellas el resultado es un porcentaje demasiado pequeño en comparación al tamaño que a adquirido la variable, los viejos métodos de cuchillo y lanza son ineficaces en esta era de vacunas y antídotos milagrosos.-

            Mientras contaba esto la figura encapuchada parecía encogerse y encorvarse, en un momento volvió su cabeza hacia mí y vi en esos ojos profundos  el vacio de la soledad y la tristeza, la desesperación de no poder cumplir con una tarea que se ha vuelto demasiado grande para los medios de los que se dispone.

            Nos quedamos callados , mirándonos, con un gesto de suplica la muerte se quita su túnica y me la ofrece, yo estiro la mano mientras mi cabeza hace un gesto de aceptación y al recibirla la noto seca y confortable, me la pruebo y veo que me queda a la perfección, con un último gesto me ajusto la capucha y volteo a ver a mi acompañante, el frio empieza a invadirlo y lentamente de forma casi imperceptible se hace va acostando y haciendo un ovillo a un lado del tronco caído, yo de pie observo la escena y en el último momento el ser que esta a mis pies voltea  y parece decir “gracias”.

            No sé cuánto tiempo llevo de pie en el bosque, la maleza y los gusanos casi han hecho desaparecer los restos que estaba observando, de pronto el recuerdo de una tarea urgente me hace levantar la cabeza y comienzo a caminar por el sendero, la niebla aun flota a mi alrededor, en cierto momento vuelvo mi vista atrás y el tronco en el que me había detenido se desvanece lentamente tras la niebla que poco a poco se hace más espesa, me ajusto la túnica  y sigo el sendero solitario esperando encontrar la constante que anule esa variable…

image

Read Full Post »

Conozco un ensalmo que cura el dolor y la enfermedad y que alivia a loscorazones que sufren.

Conozco un ensalmo con el que cicatrizar con sólo tocar.

Conozco un conjuro que hace a un lado las armas del enemigo.

Conozco otro que me libera de mis cadenas y ataduras.

Conozco además un quinto hechizo: atrapar al vuelo una flecha sin que mehiera.

En virtud del sexto, cualquier maleficio destinado a dañarme se volverá contraquien lo haya echado.

Gracias a un séptimo hechizo, puedo apagar el fuego con la mirada.

El octavo causa que si un hombre me odia pueda ganarme su amistad.

El noveno consiste en cantarle al viento para que duerma y permita a un barcoregresar a puerto.

Estos fueron los primeros nueve hechizos que aprendí. Durante nueve noches permanecí colgado de un árbol desnudo, con el costado traspasado por una lanza. Me balanceaba y me azotaba el viento, el viento frío y el viento cálido, sin alimentos, sin agua: un sacrificio de mí hacia mi propia persona y los mundos se abrieron ante mí.

El décimo conjuro que aprendí fue cómo disipar a las brujas, cómo hacer que un torbellino las arrastre por todos los cielos hasta que no puedan volver a encontrar sus propias puertas.

El undécimo dicta que sí canto en el fragor de la batalla pueda mantener ilesos a los soldados a través de todo el tumulto, hasta conducirlos sanos y salvos a sus corazones y a sus hogares.

Conozco un duodécimo encantamiento: Cuando encuentro un ahorcado puedodescolgarlo y hacer que nos susurre todos sus recuerdos.

EL decimotercero hace que si rocío con agua la cabeza de un niño, éste no caigaen ninguna batalla.

Por el decimocuarto conozco los nombres de todos los dioses, cada maldito nombre.

Decimoquinto: sueño con el poder, con la gloria, con la sabiduría y puedo hacerque la gente crea en mis sueños.

Conozco un decimosexto encantamiento, así cuando estoy falto de amor, puedo cambiar la mente y el corazón de cualquier mujer.

Hay un decimoséptimo, gracias al cual ninguna mujer que yo desee podrádesear a otro.

Y aún conozco un decimoctavo hechizo, un hechizo más poderoso que ningúnotro, un hechizo que a nadie puedo decir, porque hay un secreto que nadie conoce, salvo tú, y ése es el secreto más poderoso que pueda existir.

image

 

Read Full Post »

Older Posts »